domingo, 17 de julio de 2011

Dentro del Phoenix

Y del fuego ardiente salió ella
Como si un dolor grande cubriese su espalda
como si la verdad escupiese su cara
la fusión del cuerpo espacial
la luz del fuego celestial
inundando la pasión prohibida
de la luna suicida
de la paloma y el gavilán
curvando el espacio invernal.


Surgió del caos esta poesía
buscando una salida a la desidia
buscando una canción en solitario
un subterfugio de palabras atrapadas
con una dulce misión
escapar de este horrible prisión.


Y es que esto no tiene sentido
como el hielo que congela mi camino
como la ciudad desierta enlatada
como el pueblo olvidado triunfante
mis dedos se mueven con rapidez
al ritmo que dicte mi sed
sed de expresión
sed de diversión y libertad
sed de alegría, sed de búsqueda
sed de triunfo
sed de agua en una fuente inalcanzable
donde nadie encuentra la esperanza
donde nadie vive eternamente
sin pasión, sin gusto por la vida
con un agujero en su alma
un vacío eterno en sus sentimientos.


Es el invierno el que añoro
es el verano donde me ahogo
Las temperaturas me abruman
como el agua en ebullición
¿acaso debo buscar un mundo mejor?
en ningún lugar viene escrito
que hay que tener un camino
que hay que tener un objetivo
este vida no tiene sentido.


Y una vez que suelto palabras desordenadas
con un aumento de entropía desorbitada
vuelvo a mi vida
llena de rutinas abandonadas
esperando a que las defina
a que le ponga un rumbo determinado
cogiendo el timón y gritando
como un pirata poseído
"Crucemos los mares compañeros míos
Que no somo esclavos de nadie
que somos hermanos del viento
busquemos la aventura sin descanso
no paremos, avancemos. "


Intentando concretar mis ideas, buscando la luz,
busco la energía que enfoque mi sueño
La fundación como bandera
la evolución como camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario