martes, 9 de noviembre de 2010

La pareja perfecta

Se enciende la luz del de un nuevo día
los senderos de mi vida
se han cruzado con los de una hermosa rosa
ay su sonrisa... su sonrisa
al acercarse me alegra la mañana, la luz reflejándose en su cara guía el ritmo de los latidos de mi corazón.
El negro de sus ojos es como el cielo nocturno tan misterioso y sobrecogedor.
La dulce voz que sale de sus labios agita las mariposas de mi estómago.
Ella es mi fuente de energía, la que me despierta cada día.
Ella es mi sueño y como todo los sueños no es real no lo puedo alcanzar,
su corazón no me pertenece se lo ha regalado a otro espíritu.
La luz de mundo se apaga debo seguir otro camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario